Sajalín presenta

En el verano de 1988, Paul Gompitz, camarero de Rostock, zarpó con su velero hacia Dinamarca dejando atrás Hiddensee, isla norteña de la por entonces República Democrática Alemana. Había esperado una noche propicia y unos vientos favorables para franquear por mar la frontera de la RDA y alcanzar las costas occidentales como hicieron otros muchos antes de él. Sin embargo, el caso del camarero de Rostock gozó de cierta repercusión en la prensa occidental, porque a diferencia de sus compatriotas huidos, Gompitz no manifestaba la intención de huir hacia la libertad de Occidente. A Gompitz no le resultaba insoportable la vida en el Este. Su temeraria travesía, planeada durante años, debía llevarlo a Trieste, y en último término a Siracusa, emulando el viaje que su adorado Seume inmortalizó en el Paseo a Siracusa en el año 1802.


«Otra gema en el breve e impecable catálogo de Sajalín.» Juan Cervera (Rockdelux) 


«El autor recrea con atinada verosimilitud y sin maniqueísmo el asfixiante y absurdo universo de la RDA, evitando con maestría los lugares comunes que entretanto ya se repiten en la literatura que pasa revista retrospectiva a aquellos años grises.» Anna Rossell (Quimera)

«Basada en un hecho real, esta apasionante historia narra la rocambolesca fuga -de ida y vuelta- de un camarero de la extinta RDA cuya ilusión era llegar a Siracusa.» Cambio 16

Comparte